La pedagogía de Freinet y la carta de un maestro

Queridos y queridas alumnas de “La Casa de la Pradera”:

Revisando algunos de vuestros trabajos que aún conservo, me han venido a la mente algunos recuerdos de nuestra clase. Una clase a la que le pusisteis el nombre de la “Casa de la Pradera.

Era una casa cedida por el Ayuntamiento, ya que en el colegio no había aulas para todos los grupos. Las mesas y sillas eran viejas, igual que la pizarra de madera fijada en la pared más larga de la habitación. Tal vez os acordaréis, que unos días después de empezar el curso, nos trajeron dos armarios, también de madera y viejos. Uno lo destinamos a lo que sería nuestra biblioteca y el otro para el “museo” de clase, en donde fuimos poniendo todas aquellas cosas que recogíamos y que por algún motivo nos interesaban.

Así comienza Paco Olvera la “carta de un maestro a sus antiguos alumnos y alumnas”1. Él es maestro, inspector de educación, experto en pedagogía, miembro del MCEP (Movimiento Cooperativo de Escuela Popular) y autor de libros y artículos sobre la investigación del alumnado en las aulas. El trabajo de Paco Olvera es la prueba fehaciente de que otro sistema educativo es posible y su inspiración ha sido la pedagogía de Elisse y Celestín Freinet.

La pedagogía de Elisse y Celestín Freinet tiene su origen en la insatisfacción respecto de la escuela convencional y aunque se inspira en la Escuela Nueva, se sale de su activismo clásico y añade ideas y teorías que toman de la sociopolítica, la antropología y la psicología.

Es una pedagogía que aboga por salir del aula, por salir al campo y a la naturaleza y desarrollar actividades para estimular la libre expresión infantil, la cooperación y la investigación del entorno. A continuación explicamos brevemente los principios básicos de la pedagogía de Freinet.

*Cooperación. Principio básico y principal de la pedagogía de Freinet. La cooperación se manifiesta en el aula a través de una obra colectiva y de equipo que incluye al alumnado y al profesorado. Son ejemplo de ello la cooperativa escolar, el trabajo cooperativo y los juegos cooperativos.

*Funcionalidad. La escuela debe ser algo útil que sirva para dar respuesta a las situaciones de la vida. En palabras de Freinet “la educación no es una fórmula de escuela sino una obra de vida”. Así, será muy útil en la escuela actividades como el periódico escolar, la correspondencia escolar o la exposición pública de trabajo.

*Actividad. La mejor de manera de aprender algo es a través de la experiencia porque es la manera natural y universal que tenemos lo humanos de aprender. Por ello, es importante organizar talleres, manipular materiales y experimentar con los sentidos.




*Integración de experiencias. Vida y escuela van unidas, por ello es necesario integrar las experiencias propias y colectivas en el día a día de la escuela. Para ello podemos usar técnicas como la participación de familiares en el aula, la celebración de fiestas, las salidas de estudio o la música y los juegos tradicionales.

*Globalización. La realidad no se nos presenta fragmentada en áreas o asignaturas. Por eso el docente debe presentarla de manera global al alumnado. Un ejemplo de técnica que favorece este principio son los proyectos de trabajo.

*Conocimiento del alumnado. Para poder orientar y guiar a cada estudiante es necesario conocerles en función de su propia individualidad y del grupo. La historia personal, las actividades de convivencia o la relación con las familias son tareas que nos ayudaran a conocer mejor a nuestras niñas y niños del aula.

*Individualización. Este principio se refiere a respetar las motivaciones, los momentos y los ritmos de trabajo que cada criatura tiene. Por ello, es importante implementar en el aula tareas como el texto libre, la expresión libre o la autoevaluación.

*Socialización. La escuela debe cumplir con la tarea de corregir las diferencias generadas por las desigualdades del medio y de la sociedad. Así, el trabajo colaborativo armoniza las relaciones entre individuo y sociedad. El diálogo de la mañana, el diario de clase y la práctica de la solidaridad favorecerá este principio.

*Armonización libertad-orden. Se requiere una organización cooperativa generadora de un orden que haga posible la libertad para compartir el pensamiento y la afectividad. Por eso, la asamblea de aula, el reparto de responsabilidades, la mediación y la participación del alumnado en la gestión del centro son cruciales.

Como vemos, la pedagogía inspirada en Freinet es una pedagogía popular, que con pocos recursos (pues ni libros de texto son necesarios) se consiguen resultados espectaculares ya que el alumnado consigue aprender de manera significativa y adquirir valores y habilidades propias de una sociedad democrática. Entonces, ¿por qué no es común llevar a cabo este tipo de enseñanza? Desgraciadamente, nuestra visión de la educación sigue siendo mecanicista, con clases magistrales y donde no se tiene en cuenta al verdadero protagonista: el alumnado.

Os invito a leer entera la carta con la que comenzábamos este texto.

Fuentes:

Paco Olvera: «Carta de un maestro a sus antiguos alumnos y alumnas»


http://www.mcep.es/
http://tecnicasfreinet.blogspot.com

1Publicada en www.en-clase.ideal.es el 9 de marzo de 2021




¡Comparte!
Esta página utiliza cookies y otras tecnologías para mejorar la navegabilidad por la web.    VER
Privacidad