“Ni machismo ni feminismo, igualdad”

¿Cuántas veces hemos escuchado o incluso dicho esta frase? Sin embargo, ¿nos hemos parado a pensar sobre ello? Si la respuesta es no, os invito a reflexionar sobre esta frase.

Empecemos por la palabra igualdad. Según la RAE, en su tercera acepción, define igualdad como el principio que reconoce la equiparación de todos los ciudadanos en derechos y obligaciones.

Si nos vamos a la Declaración Universal de Derechos Humanos, su artículo 1 dice que todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos y, dotados como están de razón y conciencia, deben comportarse fraternalmente los unos con los otros. Creo que hasta aquí estamos de acuerdo con que la igualdad es algo deseable en nuestra sociedad.




Y ahora viene la siguiente pregunta, ¿qué es el machismo? Según el diccionario de la Real Academia Española el machismo es la actitud de prepotencia de los varones respecto de las mujeres. Es una forma de sexismo caracterizada por la prevalencia del varón.

Es decir, el machismo es considerar que los hombres son más poderosos que las mujeres, abusando de dicho poder para su propio beneficio. Un ejemplo claro de machismo y dominación masculina sería decir que los hombres son más listos que las mujeres. También sería machista decir que las mujeres son menos importantes que los hombres. Otro ejemplo sería decidir que las mujeres no puedan votar a un partido político pero los hombres sí pueden.

Al hilo de este último ejemplo, ¿sabéis cuándo pudieron votar las mujeres por primera vez en España? El 19 de Noviembre de 1933. Y eso fue gracias al feminismo.

Entonces, ¿qué es el feminismo? Es un conjunto de movimientos sociales que tiene como objetivo la búsqueda de la igualdad de derechos y obligaciones estre hombres y mujeres. Eso supone eliminar la dominación y violencia de los varones sobre las mujeres.

Así, gracias a la lucha feminista se han conseguido una serie de derechos, antes reservados a los hombres. Ejemplos de esos derechos son aspectos tan básicos como votar, poseer propiedades o recibir educación. De este modo, el feminismo lo que hace es poner nuestra ateción en la dominación masculina que existe sobre las mujeres y proponer soluciones a este problema de desigualdad. Evidentemente, el machismo también afecta a los hombres pues deber ser y estar en el mundo según unos estándares masculinos impuestos. A pesar de ello, siguen estando en una situación de privilegio con respecto a las mujeres.

Por tanto, si crees en la igualdad, eres feminista. El feminismo es igualdad, pero poniendo bajo el foco las relaciones entre hombres y mujeres. Y añado, si no eres feminista, eres machista, pues no consideras que hombres y mujeres deban tener los mismos derechos y obligaciones.

Sonia M. Prian
LIO-Social




¡Comparte!
Esta página utiliza cookies y otras tecnologías para mejorar la navegabilidad por la web.    VER
Privacidad