¿Pensando en adoptar una mascota?

Cuando se toma la decisión de adoptar a un animal para que forme parte de la familia, debemos ofrecerles lo necesario para que sean mascotas felices y saludables. Cuidar a los animales es más que asegurarse de que su cuenco siempre tenga comida, o de sacarlo a pasear, e incluso va más allá de mantener limpio su espacio.




Si estás pensando en ser adoptar una mascota por primera vez, te vamos a dar unos consejos, muy generales, que pueden ser útiles.

Antes de seguir adelante con la decisión de adoptar una mascota:

  • Seleccione una mascota que se adapte a tu hogar y estilo de vida. ¡Evita tomar decisiones impulsivas!
  • Reconozca que ser dueña/o de una mascota requiere una inversión de tiempo y de dinero.
  • Conserve solo el tipo y la cantidad de mascotas para las que pueda proporcionar un entorno adecuado y seguro. Esto incluye comida, agua, refugio, atención médica y compañía adecuados.
  • Asegúrese de que su mascota esté debidamente identificada (es decir, etiquetas, microchips…) y que su información de registro en las bases de datos asociadas se mantenga actualizada.
  • Conozca y cumpla las ordenanzas locales, incluidos los requisitos de licencia y correa.
  • Brinde atención médica preventiva (por ejemplo, vacunas, control de parásitos) durante la vida del animal.
  • Socializa a tu mascota para facilitar su bienestar y el bienestar de otros animales y personas. Si es necesario, proporcione capacitación adicional recurriendo a un profesional.
  • Proporcione ejercicio y estimulación mental adecuados a la edad, raza y estado de salud de su mascota.
  • Incluya a sus mascotas en su planificación para una emergencia o desastre. ¡NO ABANDONAR!.
  • Planifique el cuidado de su mascota.

Cuidar a los animales es una gran responsabilidad. Los perros y los gatos son una compañía maravillosa si priorizas su salud y su felicidad.




Cada especie tiene sus propias consideraciones especiales, pero un tema común es el cambio diario del agua que ponemos a su disposición para saciar su sed. Igual sucede con la alimentación, ha de ser equilibrada, de calidad y ajustada a sus características. Debemos intentar por todos los medios que nuestras mascotas se mantengan a salvo de cualquier posible riesgo. Por ejemplo, si vas a dejar que tu mascota deambule libremente por la casa, asegúrate de eliminar cualquier amenaza como cables eléctricos, objetos con los que se pueda atragantar, etcétera.

Por supuesto, cualquier comportamiento extraño o cambios de actitud que veas en tu mascota puede ser síntoma de alguna dolencia. Ante la duda, acudir siempre a la clínica veterinaria donde amablemente y con mucho cariño comprobarán que está todo bien, o te indicarán las pautas para recobrar la normalidad y la salud del animal.

Si vas a emprender algún viaje, cumple con la normativa y asegúrate de que el material en el que vas a transportarlo sea el adecuado.

Tener mascota es una motivación innegable para hacer ejercicio. ¡Aprovecha para compartir esos momentos y ponerte en forma con la ayuda y la compañía de tu mascota! Y vigila las temperaturas extremas como el calor del verano o el frío del invierno, así como los cambios bruscos.

Las grandes reuniones familiares, los fuegos artificiales, los picnics y otras tradiciones de celebración son divertidas para los humanos, pero pueden ser aterradoras o incluso peligrosas para los animales. Los fuegos artificiales ruidosos y otros ruidos fuertes pueden asustar a su mascota y hacer que se escape. Los alimentos navideños (tampoco) son muy saludables para las mascotas. En estas grandes reuniones ten siempre presente esto:

  • Asegúrate de que tu mascota esté identificada, y con los datos del microchip actualizados. Respecto a los microchips, habla con tu veterinaria/o sobre ello (si tu mascota ya tiene un microchip hay que asegurarse de que la información sea la correcta).
  • Ten una foto actual de tu mascota.
  • Procura que su entorno sea seguro y asegúrate de que la zona sea ​​lo suficientemente segura para mantenerla contenida. Llegado el caso, evalúa tus opciones y elige la zona más segura.
  • Si te informan de que va a haber una exhibición de fuegos artificiales, considera no acudir. Y si debes asistir, procura que tu mascota esté una habitación o lugar seguro durante los fuegos artificiales (o las situaciones ruidosas).
  • No te cortes a la hora de pedir la complicidad de otras personas invitadas para asegurar que tu mascota está lozalicada.
  • Evita la necesidad de alimentar a tu mascota con sobras de comida u otros alimentos destinados a las personas. Recuerda, ¡algunos alimentos son tóxicos para los animales!
  • Mantén a tu mascota en su sitio con una temperatura adecuada cuando el clima sea extremo. Si están afuera y hace mucha calor, que tengan acceso a sombra y a mucha agua.
  • NUNCA dejes a tu mascota sola en el coche. Es muy peligroso, aunque sea por poco tiempo.
    Si decides que es momento de hacer ese largo viaje que tanto esperabas, considera dejar a tu mascotas en casa con una persona cuidadora o alojarlas en una perrera mientras disfrutas de tus vacaciones.

Adoptar una mascota e incluirla como un miembro más de tu familia es una de las mejores decisiones que se pueden tomar. Es una responsabilidad que se ve compensada con lealtad y cariño. ¿Quién sabe? ¡Incluso puedes descubrir una pasión por el cuidado de los animales que desconoces!

Fuente: Ross University School of Veterinary Medicine




¡Comparte!
Esta página utiliza cookies y otras tecnologías para mejorar la navegabilidad por la web.    VER
Privacidad