Sobrellevar la incertidumbre provocada por la pandemia

Sentir ansiedad, nerviosismo, agitación, tristeza o ira, entre otras emociones, es normal frente a situaciones tan extremas como la que estamos atravesando con la pandemia por Covid-19 y la incertidumbre que la experiencia y la idea de confinamiento supone. Puede que estas sensaciones te asusten, pero se trata de reacciones normales frente a situaciones inusuales y de crisis grave que suponen afrontar niveles extremos de incertidumbre y estrés.




Sentirte así en una circunstancia tan complicada como la que estamos viviendo es completamente normal. De hecho, experimentar un cierto nivel de ansiedad es necesario para que no bajemos la guardia frente a, por ejemplo, las medidas de seguridad establecidas que debemos observar por el bien común, y únicamente si estas emociones son muy intensas y/o duraderas deben producirte alguna preocupación.

Además, las últimas noticias sobre nuevos brotes de Coronavirus en todo el mundo, sumado a la especulación que surge en torno a la generalización de esta problemática, están provocando un incremento de la ansiedad en toda la población.

A continuación, os facilitamos una serie de recomendaciones y consejos para ayudar a controlar la ansiedad que se está generando a causa de las numerosas noticias e informaciones -en algunos casos, contradictorias-, difundidas sobre este virus.

    • Mantener la perspectiva: el hecho de que haya una gran cobertura de noticias sobre este tema no significa necesariamente que represente una amenaza para usted o su familia.
    • Hablar con los más pequeños y las más pequeñas: a la hora de hablar con los niños y las niñas sobre la cobertura de noticias sobre el coronavirus, hay que hacerlo con información honesta y apropiada para su edad. Es fundamental recordar que los y las menores observan los comportamientos y emociones de los adultos en busca de señales sobre cómo manejar sus propios sentimientos.
    • Selecciona la información: el volumen de información disponible es tan grande y nos llega por tantos canales, que es necesario cuidarse para no sufrir un “empacho”. Además, la información puede ser confusa e, incluso, contradictoria. Selecciona las fuentes de información (asegúrate de que utilizas fuentes fiables y oficiales como las páginas web o cuentas de Twitter de la OMS, del Ministerio de Sanidad, de las Comunidades Autónomas y Consejerías de salud o de los Colegios Profesionales). Dosifica la información y no contribuyas a difundir bulos y noticias falsas (comprueba, antes de reenviar o compartir cualquier información, que no es falsa. Puedes hacerlo través de Internet).
    • Mantenerse conectado: usar las redes sociales para permanecer en contacto con familia, amistades, allegados. Esto puede fomentar una sensación de normalidad y ofrecer un importante medio para compartir sentimientos y aliviar el estrés. NUNCA usar las redes sociales como fuente de información, esta siempre ha de llegar por cauces oficiales (ver punto anterior). Recuerda también que, aunque las tecnologías son un buen aliado, es necesario descansar de vez en cuando y hacer actividades de otro tipo.
    • Establece una rutina diaria: diseñar y planificar una rutina diaria puede ayudarte a sobrellevar los días de confinamiento. En esta rutina incluye actividades como el cuidado personal, el mantenimiento de la casa, el trabajo y/o estudio y las horas de ocio.

Si a pesar de seguir estas pautas, el nerviosismo, la tensión, la tristeza, el miedo, las dificultades para dormir o cualquier otra experiencia te resulta demasiado abrumadora, insostenible o se mantiene durante mucho tiempo, en LIO-Social te ayudamos. ¡Escríbenos!

Para concretar el motivo de tu consulta, comentario o sugerencia.

Fuente: Five Ways to View Coverage of the Coronavirus y Ministerio de Sanidad




¡Comparte!
Esta página utiliza cookies y otras tecnologías para mejorar la navegabilidad por la web.    VER
Privacidad