Cómo solicitar la ayuda a la dependencia

Es habitual que los cuidados de las personas dependientes excedan la capacidad de sus allegados y no puedan ser atendidos como debieran. Para ello, es obligado solicitar el reconocimiento de dicha situación para poder acceder a los derechos que el Gobierno autonómico reconoce para estas personas.




En Andalucía, el primer paso es contactar con los Servicios Sociales Comunitarios más próximos a tu lugar de residencia. Si no sabes cuál te corresponde, tendrás que dirigirte al Ayuntamiento para que te confirmen el lugar donde iniciar el trámite. Allí te orientarán y te ayudarán a cumplimentar la solicitud del reconocimiento de la situación de dependencia.

Una vez iniciado el proceso tendréis que tener paciencia. El siguiente paso, la valoración de la situación de dependencia, tardará un tiempo considerable en llegar (entre 5 y 9 meses). Pero llega, que es lo importante.

En este paso, una profesional del “Servicio de Valoración” de tu provincia contactará contigo para concertar una cita en tu lugar de residencia donde valorará la capacidad para llevar a cabo las actividades básicas de la vida diaria, así como otro tipo de necesidades de apoyo y supervisión (en el caso de personas con discapacidad intelectual o enfermedad mental).

Tras la valoración, toca esperar un poco más (aunque menos que entre los pasos anteriores) para recibir la comunicación de la situación de dependencia. Te llegará por correo ordinario la resolución del grado de dependencia reconocido.

En dicha comunicación sabrás si existe o no situación de dependencia, y en función del grado reconocido conocerás también los servicios y prestaciones a los que podrías acceder:

  • Servicios de promoción de la autonomía personal y prevención de la dependencia
  • Servicio de teleasistencia.
  • Servicio de ayuda a domicilio.
  • Servicio de centro de día y noche.
  • Servicio de atención residencial.
  • Prestación económica vinculada al servicio.
  • Prestación económica para cuidados en el entorno familiar y apoyo a cuidadores/as no profesionales.
  • Prestación económica de asistencia personal.

Los Servicios Sociales de tu localidad también recibirán la carta con el grado reconocido. En este momento se inicia el paso de “elaboración del programa individual de atención” o PIA.

Sin que tengas que haber comunicado nada previamente, el/la trabajador/a social de los Servicios Sociales te llamará para concertar una cita contigo y poder conocer la situación sociofamiliar, escuchar tu opinión y de acuerdo al grado de dependencia estudiar el recurso más idóneo para cubrir las necesidades de atención.

Es en este paso cuando te solicitará documentación económica, ya que la financiación del servicio o la cuantía de la prestación económica depende de tu capacidad económica.

El último paso es la comunicación de la asignación del servicio o prestación. Te llegará la resolución del recurso más idóneo, la fecha de efectividad del mismo y la aportación económica a realizar en caso de que el recurso sea un servicio.

¿Alguna duda? Quizá te podamos ayudar, porque entre nuestro equipo hemos pasado por esta situación a nivel personal, ¡CONTACTA con LIO-Social!




Esta página utiliza cookies y otras tecnologías para mejorar la navegabilidad por la web.    VER
Privacidad